Formación Programada

Mejorar la formación y la preparación no es sólo una demanda de los profesionales, también lo es de las empresas que quieren ser competitivas. Para ello es imprescindible tener plantillas recicladas, adaptadas a las características y circunstancias del mercado y el momento. Pero compaginar ese proceso formativo con el apremiante y acelerado ritmo de vida actual, con los horarios, las preferencias y requisitos de empresa y trabajadores no es fácil.

Con el nuevo modelo de formación profesional programada se pretende cubrir esa necesidad para que todo sea más ágil, más transparente y más sencillo. Básicamente se resume en una fórmula muy simple: el trabajador accede a formación gratuita y la empresa tiene gestionada y subvencionada la formación de su plantilla.

El nuevo modelo de Formación Programada establece que cada empresa dispone de un crédito anual, que varía en función del número de trabajadores y de la cuantía ingresada por la empresa en concepto de cuota de Formación Profesional en el año anterior. Este crédito es anual y no acumulable, es decir, los créditos del año si no se consumen en cursos de formación se pierden. Los créditos se hacen efectivos mediante la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social una vez realizada la formación.

Son beneficiarias las empresas del estado español que coticen por la contingencia de formación profesional. Tienen derecho a esta formación todos los trabajadores que estén acogidos al régimen general, independientemente del tipo de contrato y del número de horas que estén contratados.

Para que una empresa pueda beneficiarse de la Formación Programada deberá estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias a la Seguridad Social.

Preguntas Frecuentes

Es uno de los tres subsistemas que configuran el Sistema de la Formación
Profesional en España, junto a la Formación Profesional Reglada y la Formación Profesional Ocupacional. Este subsistema de Formación
sirve para la adaptación y el reciclaje permanente de los trabajadores ocupados, contribuyendo al logro de la mayor
promoción e integración social de los mismos y al incremento de la competitividad de las empresas.

Con la entrada en vigor el día 1 de enero de 2004 de el Real Decreto 1046/2003 , de 1 de agosto (BOE 219, de 12 de septiembre),
se pone en marcha un nuevo sistema de gestión de la Formación Continua más sencillo, ágil y flexible para el acceso de las empresas y
los trabajadores a la formación. Este sistema pretende facilitar a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas, el
desarrollo de programas de formación para sus trabajadores
, a través de tres tipos de Iniciativas de formación:

  • Acciones de Formación Continua en las Empresas, incluidos los Permisos Individuales de Formación (P.I.F).
  • Contratos-Programa: tienen por objeto tanto la mejora de las competencias y cualificaciones como la actualización y
    especialización profesional de los trabajadores ocupados, sin que para ello sea necesaria la intermediación de las empresas
    en las que prestan sus servicios.
  • Acciones Complementarias y de Acompañamiento a la Formación cuyas bases reguladoras se encuentran recogidas en la
    Orden TASS/2782/2004 de 30 de Julio y la Resolución de 17 de Agosto de 2004 por la que se aprueba la convocatoria para
    la concesión de subvenciones públicas destinadas a la realización de Acciones Complementarias y de Acompañamiento a la Formación.

Los trabajadores asalariados que prestan servicios en empresas privadas o entidades públicas empresariales y cotizan a la Seguridad
Social en concepto de Formación Profesional. Y los trabajadores que se encuentran en las siguientes situaciones:

  • Trabajadores fijos discontinuos en los períodos de no ocupación.
  • Trabajadores que acceden a situación de desempleo cuando se encuentran en período formativo.
  • Trabajadores acogidos a regulación de empleo en sus períodos de suspensión de empleo por expediente autorizado.

Tienen prioridad para acceder a la Formación Continua:

  • Los trabajadores de pequeñas y medianas empresas, especialmente las de menos de 50 trabajadores.
  • Las mujeres.
  • Las personas con discapacidad.
  • Los mayores de 45 años.
  • Los trabajadores no cualificados.

Pueden beneficiarse todas las empresas que tengan centro o centros de
trabajo en el territorio del Estado español, cualquiera que sea su tamaño o ubicación, que desarrollen formación para sus trabajadores, y
que coticen por la contingencia de Formación Profesional a la Seguridad Social.

Las empresas que cotizan por la contingencia de Formación Profesional dispondrán de un crédito anual para Formación Continua, que
resultará de aplicar a la cuantía ingresada por la empresa en concepto de formación profesional durante el año anterior, el porcentaje
de bonificación que se establezca en la Ley Anual de Presupuestos Generales del Estado en función del tamaño de las empresas.

A estos efectos, se entiende por cuantía ingresada por la empresa en concepto de cuota de Formación Profesional durante el año
natural anterior los ingresos (descontadas las devoluciones) efectivamente realizados por la empresa de enero a diciembre, siempre
que se refieran a cuotas devengadas desde diciembre 2004, salvo para las empresas que tengan autorizado pago trimestral o diferido,
en cuyo caso se tendrán en cuenta los devengos desde octubre o noviembre de 2004, respectivamente. Para el año 2006, los porcentajes
son los siguientes:

  • Plantillas de 6-9 trabajadores 100%
  • Plantillas de 10-49 trabajadores 75%
  • Plantillas de 50-249 trabajadores 60%
  • Plantillas de más de 250 trabajadores 50% 

No obstante, como excepción están las empresas de 1 a 5 trabajadores ya que el crédito de formación se establece en 420 euros
por empresa, con el siguiente alcance temporal:

  • Para las empresas de 1 y 2 trabajadores , el citado Crédito se asigna para un período de tres y dos años respectivamente, a
    contar desde el 1 de enero de 2006, salvo para las empresas cuyo acceso haya sido durante el año 2006 en cuyo caso el plazo
    comenzará a contar desde esta fecha.
  • Para las empresas de 3 a 5 trabajadores , el citado Crédito se asigna con carácter anual.

Efectivamente, el Real Decreto establece dos excepciones en la determinación del crédito y son los casos de las empresas de
nueva creación y las empresas con apertura de nuevos centros de trabajo:

Empresas de nueva creación: A estos efectos, se ha entendido por “empresa de nueva creación” aquella que se haya constituido
durante el año 2006 o que se constituya en el 2007. En esto casos, el crédito se determinará como sigue:

  • Empresas con plantilla de 1 a 5 trabajadores: el Crédito de formación se establece según el sistema general antes
    indicado, es decir, 420 euros por empresa. 
  • Empresas con plantilla superior a 5 trabajadores: el Crédito resultará de multiplicar el número de trabajadores
    incorporados a la empresa por la 65 euros, bonificación media/trabajador.

Nuevos centros de trabajo: el importe del crédito inicial que tenga la empresa se incrementará con el resultado de multiplicar
el número de trabajadores incorporados a la empresa por la bonificación media por trabajador de 65 euros.

Las empresas podrán bonificarse con cargo a la Seguridad Social,
como máximo, el importe del crédito anual que resulte de aplicar a la cuantía ingresada por la empresa en concepto de Formación
Profesional durante el año anterior, el porcentaje de bonificación establecido anualmente en función de su tamaño.

Las empresas podrán aplicarse las bonificaciones por Formación Continua a partir del boletín de cotización correspondiente al mes en que
haya finalizado el grupo o grupos de formación y, en todo caso, con anterioridad a la fecha en que finaliza el plazo de presentación del boletín
de cotización correspondiente al mes de diciembre del mismo ejercicio económico.

Es importante señalar que cuando los grupos de formación comprendan trabajadores incluidos en diferentes Códigos de Cuenta de Cotización
de la misma empresa, las bonificaciones por la totalidad del grupo o grupos de formación podrán aplicarse en los boletines de cotización
de cualquier Código de Cuenta de Cotización.

En la forma establecida por la Tesorería General de la Seguridad Social, a partir del Boletín de Cotización correspondiente al mes
en el que haya finalizado el Grupo o Grupos de Formación. En todo caso, con anterioridad a la fecha en que finaliza el plazo de
presentación del Boletín de Cotización correspondiente al mes de diciembre del mismo ejercicio económico.

La TGSS ha establecido dos sistemas en función del medio de presentación:

Sistema RED

Los usuarios del sistema RED son, de forma obligatoria, las empresas de más de 10 trabajadores. No obstante, de forma voluntaria,
las empresas de menos de 10 trabajadores también pueden acceder a este sistema para presentar los Boletines de Cotización.
Las empresas que transmitan a través del sistema RED la relación nominal de trabajadores (TC2) y efectúen el ingreso de cuotas mediante
TC1, deberán aplicar el importe de la Bonificación en la casilla 601 del TC1 (Suma de Bonificaciones/subvenciones).
Para dar cumplimiento a la O.M, se crea un nuevo concepto denominado “Bonificación INEM Formación Continua” casilla 763.
Esta bonificación no está asociada a datos de ningún trabajador y su importe se acumulará, de forma automática, en la casilla 601.

TC2 normalizado

Las empresas de menos de 10 trabajadores que no presenten relación nominal de trabajadores (TC2) a través del sistema RED,
deberán aplicarse el importe de las bonificaciones por Formación Continua en un documento TC1 complementario que no llevará asociado
ningún documento TC2. Este documento estará codificado con clave de liquidación (CL) ”4 complementaria” y con clave de control (CC) “95:
Bonificaciones por Formación Continua” y sólo deberá contener el importe de las bonificaciones por Formación Continua.

La aplicación de la bonificación en la cotización exigirá que la empresa se encuentre al corriente de pago en sus obligaciones
con Hacienda y de cotización a la Seguridad Social.

 

¿Quién y cuándo se realiza la conciliación del crédito?

Será la Fundación Estatal la que proceda a la conciliación de los créditos asignados por empresa con las bonificaciones
realizadas por cada una de ellas al finalizar cada ejercicio económico.

Si se detectaran diferencias, entre el crédito asignado para cada empresa y las bonificaciones que se hubiese realizado,
la Fundación requerirá de la empresa una aclaración al respecto, iniciándose un procedimiento adicional.

Tramitación

  1. La empresa interesada en realizar estos cursos tendrá que rellenar un Anexo de Adhesión y una Hoja de inscripción por cada trabajador interesado en recibir formación. En las empresas en las que exista un Representante Legal de los Trabajadores, éste tendrá que rellenar y firmar el Informe del Representante Legal de Los Trabajadores. Estos documentos están disponibles en enlace Documentación del menú izquierdo, al igual que los cursos disponibles.
  2. Una vez cumplimentada la documentación, será remitida a nuestra centro por correo electrónico a la dirección formalba@formalba.es o por fax al número 967 22 16 51 para gestionar su tramitación ante la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.
  3. Tras haber dado de alta al alumno en la acción formativa del curso elegido, se procederá al envío del material junto con los datos oficiales de su curso.
  4. Al finalizar la acción formativa enviaremos a la empresa mandaremos la factura correspondiente y el certificado de formación del trabajador junto con la información necesaria para que puedan bonificar en los Seguros Sociales el importe de la acción formativa, así como la forma de realizarlo.
  5. La bonificación podrá aplicarse en los Seguros Sociales del mes en que finaliza el curso.

Material Didáctico

Material básico

  • Manual formativo
  • Guía didáctica
  • Bolígrafo
  • Bloc de notas
  • Mochila
  • Diploma acreditativo
  • Cuestionario de valoración
  • Tutorías telefónicas durante el curso
  • CD-ROM/DVD (disponible sólo en cursos señalizados)

Catálogo de Cursos

Catálogo formación bonificable
Catálogo formación especializada bonificable